Hola a todos!!

Hoy quiero hablar del tema estrella de la temporada… seguramente lo hubieras acertado sin necesidad de ver el título pero… ¡Siiiii! la cosmética natural.

La cosmética natural ha llegado para quedarse, ha eclipsado por competo al resto de cosméticos y estamos empezando a recuperar la cosmética sana y natural que tanto necesita nuestra piel.

En este post te lo contamos todo y, especialmente queremos darte 6 razones por las que consideramos muy importante retomar esta buena costumbre.

No solo por nosotros, el medio ambiente también te lo agradecerá.

Para entrar en materia, debemos tener claro que los cosméticos no son solo maquillajes o cremas, debemos incluir champús, geles de baño, cuidado para la piel de los bebes, cremas de afeitar… Todos ellos, generalmente contienen numerosos químicos.

La cosmética natural está compuesta por aceites vegetales, eliminando de su composición los aceites minerales y los productos químicos, que contienen colorantes sintéticos, entre otros componentes.

La cosmética natural es perfecta para evitar las alergias, utilizarla en pieles sensibles y para nuestros pequeños es la forma ideal de cuidar su piel.

Siempre hemos escuchado que este tipo de cosméticos tienen muchos beneficios, pero, ¿realmente sabes cuáles son?

A continuación, te damos las 5 claves del éxito de este elixir creado de forma natural:

¿Por qué elegir cosmética natural?

  • Cosmética natural y vegetal

Seguramente has escuchado la típica frase, que es aplicable a todo: “Cuanto más natural mejor”, pues efectivamente, estos cosméticos son ideales porque nos aportan todos los beneficios directamente de la naturaleza.

Conservan todos sus principios activos y al aplicarlos sobre la piel nos aportan sus propiedades al 100%, sin sufrir ningún tipo de manipulación ni químico procedente del petróleo ni añadidos artificiales.

  • Características de la cosmética natural

Se trata de productos sin conservantes, no contienen perfumes artificiales y tampoco aromas sintéticos.

Debido a que sus componentes naturales, nuestra piel los tolera perfectamente y se adapta a ellos debido a la similitud con la composición de nuestra epidermis.

Carece de efectos secundarios, puede emplearlas cualquier persona y no produce alergias. Son productos suaves, nada agresivos para nuestra piel.

Tienen una espectacular capacidad regeneradora para nuestra piel, mientras nos protegen y cuidan frente a los agentes externos con la mayor eficacia.

Por todo ello, la piel lo asimila mejor y no se saturan los poros, por lo que la absorción del producto es total.

En definitiva, recibiremos todos los beneficios de manera íntegra sobre nuestra piel.

 

  • Cuidado del medio ambiente

Los cosméticos naturales no utilizan químicos, por lo que no generan residuos contaminantes para el medio ambiente.

Se utilizan materiales reciclables y gracias a la cosmética natural existe una mayor concienciación sobre el cuidado y mantenimiento del medio ambiente.

El cuidado del nuestro planeta es fundamental, ¿te a puntas a seguir esta sana costumbre que nos beneficia a todos?

 

  • La cosmética natural no testada en animales

Lo que concemos como Cruetly free.

La cosmética natural por convicción no trabaja con productos ni ingredientes que hayan sido testados en animales.

La compra de cosmética natural saludable y libre de tóxicos es clave para tratar el maltrato de miles de animales que sufren en los laboratorios para realizar pruebas de productos de la cosmética tradicional.

Aportar nuestro granito de arena para evitar que se experimente con otros seres vivos cuesta muy poquito.

 

  • Mayor efecto de la cosmética natural

El efecto que tiene sobre nuestra piel este tipo de cosméticos es total.

Debido a la composición natural y sus principios activos penetran de manera integral y cumpliendo la función específica a la que van destinados.

Por lo tanto, sus efectos son superiores a los de la cosmética tradicional.

 

¿Cómo puedo saber que un producto es de cosmética natural?

Para comprobarlo y saber la composición de los productos, debemos tener en cuenta que en el envase aparezcan los sellos que acreditan que se trata de ingredientes y productos naturales.

La cosmética natural nos aporta todos los beneficios presentes en sus ingredientes vegetales y naturales.

Estos productos procuran asemejarse al máximo a la composición de nuestra piel que es uno de los motivos esenciales por los que elegir este tipo de cosméticos.

Favorecen la aceptación de nuestro cuerpo de dichos productos y, sobre todo, nos cuidan y evitan alteraciones, irritaciones o alergias.

Cada día somos más personas concienciadas con la utilización de productos naturales, espero que con este post hayáis podido profundizar un poquito en el mundo de la cosmética natural y os animéis a probarlos.

¿Dónde puedo comprar cosmética natural?

Una de mis tiendas online preferidas para comprar cosmética natural es Sabon. No sé si conocéis esta tienda, pero es bastante conocida por sus cosméticos naturales y la calidad-precio que ofrecen. Entre los artículos que suelo comprar muy a menudo: Champú para el cabello de jazmín, Aceite de ducha de lavanda vainilla, exfoliante corporal té blanco y sales de baño de melocotón y miel. Estos son, entre otros, los productos que más me gustan de la tienda. Os dejo el enlace a Sabon por si os interesa adentraros en el mundo de la cosmética natural: www.sabon.es