Hoy en día andamos muy preocupados por la dieta que comemos, tanto si comemos en casa como si lo hacemos fuera en nuestro tiempo de ocio o durante la jornada laboral. Elegir una dieta sana es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo: una buena digestión y no adquirir sobrepeso. La buena comida mexicana es una opción saludable.

Pero además de la salud, también es agradable disfrutar con la comida, y la gastronomía mexicana nos ofrece una variedad de sabores y olores, combinados con un colorido que hace que todos nuestros sentidos se emocionen cuando degustamos la comida mexicana.

¿A vosotros qué restaurante os gusta? Yo soy muy fan del restaurante mexicano Burrito Azteca de mi ciudad de Zaragoza.

Desde luego, cuando se anuncia cocina mexicana, o de cualquier país, puede que no sea tan deliciosa, digestiva y saludable, si no respeta los ingredientes típicos característicos de ese país. La verdadera cocina mexicana está repleta de alimentos sanos y sabrosos.

Por qué es saludable la comida mexicana

Entre esos alimentos podemos encontrar:

  • Chile, apropiado para reducir el colesterol y fortalecer el sistema inmunológico
  • Frijoles, plenos de carbohidratos, proteína, vitaminas, minerales y fibra
  • Aguacate, buenísimo para el corazón por su alto contenido en ácidos grasos
  • Maíz, que controla la presión arterial y el colesterol
  • Amaranto, para el buen funcionamiento del colón
  • Quelites, con alto contenido de vitaminas A y C
  • Cacachuates, beneficiosos para el sistema nervioso y el cerebro
  • Nopal, rico en fibra para reducir la glucosa y el colesterol
  • Chía, para regular la digestión

Como se puede observar la variedad y riqueza de estos alimentos combinados de una manera adecuada puede producir excelentes beneficios para nuestra salud, a la vez que disfrutamos de una gustosa y sabrosa alimentación.

Cuando nos ofrezcan comida mexicana, hay que tener en cuenta que solo debemos considerar como tal aquella que está elaborada con alimentos de propios de esa cocina. Los ingredientes deben ser auténticamente propios de esa cocina, además de estar cocinados de acuerdo con la tradición de la excelente auténtica cocina mexicana.

Con la cocina mexicana disfrutaremos, haremos una buena digestión, no engordaremos y podremos tener una vida más saludable.