Mis cremas favoritas de Bioderma para el verano

¡Hola a todas!

El otro día recibí un pack regalo de la casa Bioderma que me hizo mucha ilusión y he estado testeando estos días para daros mi opinión e impresiones.

Para las que me seguís habitualmente ya sabéis que soy bastante morena de piel, tantas horas de sol han pasado factura a mi piel y tengo varias manchas solares en el rostro y cuerpo que estoy a, día de hoy, tratando con un tratamiento intensivo de despigmentación (PIGMENTASA). Si no se me van las manchas solares, lo dudo, recurriré en octubre – noviembre, al láser. ¡Si alguna de vosotras tenéis el mismo problema que yo, por favor dejadme un comentario!

Por ello, la crema de factor SPF 50+ de color de Bioderma, en concreto, PHOTODERM NUDE TOUCH, me ha venido de perlas, ya que la sustituyo por el maquillaje de base y da un tono de color morenito muy natural a mi piel. De esta manera me mantiene protegida de los rayos uva y permite que el tratamiento de despigmentación sea eficaz. Ya sabéis que de nada sirve despigmentar la piel si luego os da el sol.

Además, si no quiero ir maquillada o simplemente voy a hacer deporte o a dar un paseo utilizo la crema SPF 50+ sin color, PHOTODERM LASER. Ambas cremas son perfectas porque no son nada aceitosas ni pringosas, un factor que yo detesto en un cosmético. Se extienden de forma fácil y son perfectas para chicas con piel mixta.

Si tenéis entre 20 y 35 años sé que resulta difícil educar a utilizar cosméticos con factor de protección solar elevado, pero, de verdad, que os lo recomiendo ya que evita la aparición de arrugas, manchas solares, patas de gallo o pequitas.

Os animo a cuidar siempre la piel con factor de protección solar, especialmente la piel del rostro.

las mejores cremas de bioderma

Photoderm Laser SPF 50+ / UVA 35 de Bioderma

¡Me encanta! Protege la piel de los rayos UVA y UVB de manera eficaz, homogénea y constante. La protección contra los rayos UVA nos ayuda a prevenir el envejecimiento cutáneo prematuro y previene las intolerancias solares, mientras que la protección anti-UVB que incorpora esta crema evita las quemaduras solares y, por consiguiente, los peligros potenciales que esto causa en la piel.

Además, como os he comentado antes, me gusta esta crema porque no me resulta grasienta ni aceitosa. Un factor fundamental para mí a la hora de elegir un cosmético facial.

Es una crema muy ligera, no aporta grasa así que la podemos llevar “por la calle”, en nuestro día a día, debajo del maquillaje sin problemas, pero también la podemos usar en la playa o en la piscina ya que es resistente al agua (aun así, recordad que hay que renovar la aplicación de la crema cada hora aproximadamente).

Yo, a día de hoy, la estoy aplicando debajo del maquillaje y, si utilizo la que tiene color (Photoderm Nude Touch), directamente uso esa como base.

La crema Photoderm Laser SPF 50+ / UVA 35 de Bioderma tiene un precio de unos 17€.

Bioderma Photoderm SPF 30 para el cuerpo

Para el cuerpo me gusta utilizar una protección un poquito más baja, así que le agradezco a Bioderma que acertará enviándome el frasco de protección solar de Bioderma Photoderm SPF 30.

Me gusta este estilo de cosmético porque no es nada pringoso, no deja las manos aceitosas cuando lo restriegas por el cuerpo y, además cunde bastante el producto.

¡Es un hidrante perfecto para deportistas y tiene un aroma muy agradable!

Sébium Pore Refiner

En este caso, el Sébium no encaja con mi tipo de piel ya que no tengo granitos o poros negros que deba corregir. Además, no suelo utilizar este tipo de cosméticos en mi día a día.

Me parece una muy buena iniciativa de la marca Bioderma, ya que es una solución muy necesaria para pieles con tendencia acnéica e imperfecciones graves, este no es mi caso particular, así que no he podido probarlo y se la he regalado a una amiga a la que quizás sí pueda encajarle más. ¡Esperaré sus comentarios y os contaré1

En mi caso, este tipo de producto me resecaría más la piel y, yo, necesito cremas más del estilo de las anteriores: protectoras e hidratantes, que pueda utilizar tanto en mi día a día como en mis vacaciones veraniegas con total seguridad.

En definitiva, estoy muy satisfecha con los protectores solares de rostro y cuerpo y, por supuesto, seguiré utilizándolos todo el periodo primavera – verano.